Cinc duos concertants Ver más grande

Cinc duos concertants 11 - 12 - 13

DE602

Es estos duetos están presentes la serenidad y la nobleza del violonchelo.

Más detalles

12,80 € impuestos inc.

    Época s. XX
    Subtítulos / Partes Núms. 11, 12, 13
    Instrumentos vc.pno.
    Páginas 84
    Duración 30 min
    Contenido partitura + partes
    ISMN 979-0-3502-0505-7
    Precio edición impresa 22€

    Por su condición de instrumentista de cuerda, Francisco Fleta Polo siempre ha estimado de forma especial los instrumentos de esta familia y la mayor parte de sus obras los tienen como protagonistas. En los últimos años (desde 2005) Fleta ha compuesto una serie de dúos concertantes para instrumentos de cuerda y piano: cinco para violín, cinco para viola, cinco para violonchelo y uno para contrabajo, todos ellos editados por Clivis Publicaciones. Tienen en sus manos la edición de los tres primeros de estos Cinco dúos concertantes para violonchelo y piano (Los otros dos están editados con la referencia E603).
    Se trata de obras breves pero intensas, expresivas e idiomáticas -el autor es buen conocedor del instrumento para el que escribe y explota las posibilidades de forma nada forzada- que transitan por diferentes aires, tempos y ritmos, y todos ellos constan de dos movimientos. Según dice el autor «yo imagino cada instrumento con un carácter concreto. El violín o el piano son instrumentos que me hacen respirar un aire de virtuosismo, de espectáculo y, a veces, incluso un punto de arrogancia mientras que la viola, por el contrario, es la discreción, el querer pasar desapercibido, la propietaria del segundo plano. El violonchelo lo veo como un personaje de carácter noble y sereno, incluso lo veo como un hombre adulto, sabio, fumando en pipa. Esta imagen no hay duda de que me influye mucho a la hora de escribir. En los Cinco Dúos Concertantes para violonchelo y piano este carácter está bien presente: la serenidad, la nobleza ... y quizás, incluso, el humo de la pipa». Desde el punto de vista armónico, estas obras responden al lenguaje personal de Fleta, muy determinado por la búsqueda de una sonoridad concreta que busca el color más que las funciones tonales. El autor se confiesa fascinado por el acorde de séptima de dominante y por el accorde menor: «Estos acordes tienen un encanto mágico, un color y una fuerza únicos. Trabajo más con la yuxtaposición de los acordes que con las funciones tonales que tradicionalmente se les atribuyen, pero no lo hago de forma cerebral: la música fluye y me lleva hacia esa sonoridad».
    El Dúo núm. 11 se inicia con un movimiento muy intenso, sin ningún compás de espera para ninguno de los intérpretes, mientras que el segundo se basa en un obstinado rítmico. El Dúo núm. 12 comienza con el piano solo y juega constantemente con amplios intervalos ascendentes, mientras que del segundo movimiento destacan las contundentes polirrítmias. El Dúo núm. 13 comienza con un Allegro moderato que contrasta con un segundo movimiento muy lírico y cantabile.

     

    David Puertas

Accesorios

11 productos más en la misma categoría: