Cinc duos concertants Ver más grande

Cinc duos concertants 9 - 10

DE577

Obras breves pero intensas, expresivas e idiomáticas que transitan por distintos aires, tempos y ritmos. Los cinco duos están dedicados a su buen amigo, y también violonchelista, Abili Fort.

Más detalles

11,50 € impuestos inc.

    Época s. XX
    Subtítulos / Partes Núms. 9, 10
    Instrumentos vla.pno.
    Páginas 60
    Duración 23 min
    Contenido partitura + parte
    ISMN 979-0-3502-0498-2
    Precio edición impresa 19,76€

    Por su condición de instrumentista de cuerda, Francisco Fleta Polo siempre ha amado de forma especial los instrumentos de esta familia y la mayor parte de sus obras cuentan con ellos como protagonistas. En los últimos años, desde 2005, Fleta Polo ha compuesto una serie de duetos concertantes para instrumentos de cuerda y piano: cinco para violín, cinc para viola, cinco para violonchelo y uno para contrabajo. La presente edición de los Cinc duos concertants per a viola i piano, numerados del 6 al 10, puesto que los cinco primeros de la serie son para violín (CLIVIS ref: E594 i E595).

    Se trata de obras breves pero intensas, expresivas e idiomáticas — el autor es un buen conocedor del instrumento para el que escribe i así explota sus máximas posibilidades de forma natural— que transitan por diferentes aires, tempos y ritmos. Estos cinco duetos están dedicados a su buen amigo, i también intérprete de viola, Abili Fort quién siempre ha animado al autor a seguir componiendo, a no dejar la pluma, promoviendo la edición y la interpretación de la obra de Fleta Polo.

    Cada uno de los Cinco duets concertants per a viola i piano constan de dos movimientos contrastados. El Duo nº6 comienza con un movimiento de carácter juguetón, trepidante y con (Vol. IV) 9 i 10 un ritmo insistente que se complementa con un Andante más lírico. Del Duo nº7destacamos el segundo tiempo en un movimiento perpetuo intenso y un final en el registro agudo de gran efecto. A pesar de que los duetos concertantes de Fleta no son obras de virtuosismo, no es extraño encontrar pasajes de alta dificultad para los intérpretes, como es el caso del Duo nº8, con un alto grado de exigencia en el trabajo de cámara. El ritmo constante o, como bien dice el propio autor, “el ritmo mediterráneo de mis obras” está presente a lo largo de la partitura, aunque a menudo de forma sutil, como en el Duo nº9, que resuelve en un final enérgico. El último de los duetos para viola y piano, el número 10, destaca por los diferentes tratamientos que se dan en una misma figura rítmica y melódica a lo largo de la obra en ambos instrumentos.

     

    David Puertas

Accesorios

Los clientes que compraron este producto también han comprado...

9 productos más en la misma categoría: