Nocturno sevillano Ver más grande

Nocturno sevillano

E290

Nuevo producto

Nocturno Sevillano es un fresco sinfónico donde aparecen todos los tópicos musicales de la capital andaluza. Los melismos propios de la música de raíz árabe están presentes y el rasgueo de la guitarra se intuye a partir de los arpegiados del harpa y del piano que adquieren relevancia de solistas en algunos momentos de la obra.

Más detalles

20,00 € impuestos inc.

Edición: Papel

    Época s. XX
    Instrumentos 3[1.2.3/pic] 2[1.2/pic] 22 - 4330 - timp - arp - pf - archi
    Páginas 52
    Duración 10 min
    Contenido partitura
    ISMN 979-0-3502-0473-9
    Observaciones Las partes estan disponibles en régimen de alquiler. Contacte con el editor (info@clivis.cat).
    Edición Papel

    La facilidad con que Agustí Borgunyó trata la orquesta sinfónica es fruto de los centenares de partituras que compuso y arregló para grandes formaciones orquestales durante su vida profesional en Estados Unidos. Antes de los años 30 del pasado siglo ya había ejercido como director artístico de diferentes orquestas para las que había compuesto todo tipo de obras, pera a partir de 1934 trabajó para Alfred Wallenstein —que posteriormente sería director de la orquesta Filarmonica de Los Angeles— quien le encomendó obras de estilo hispánico que se habían puesto de moda a partir de los éxitos internacionales de Manuel de Falla. En este periodo, y con esta finalidad, Borgunyó compuso la Suite para viola, que incluye un movimiento titulado Gitanerías, y otras obras libres de claro regusto hispánico como la Danza ibérica, el Nocturno sevillano o la Suite ibérica. Para el mismo director, años más tarde, Borgunyó compuso una suite sobre temas catalanes titulada L’aplec, las cuales forman parte del catálogo de Clivis Publicacions.

    Nocturno sevillano es un fresco sinfónico donde aparecen todos los tópicos musicales de la capital andaluza. Se inicia con un lamento en la voz del fagot sobre un redoble en pianíssimo de los timbales que recrea el ambiente de atardecer que se anuncia en el título. Los melismos propios de la música de raíz árabe están presentes y el rasgueo de la guitarra se intuye a partir de los arpegiados del harpa y del piano que adquieren releváncia de solistas en algunos momentos de la obra. De las diferentes secciones de la obra, algunas mas calmadas y otras más rítmicas, destacamos un fragmento a ritmo de fandanguillo y una cadenza de flauta sobre los arpegios del harpa. La obra concluye con el aire de saeta que ha recorrido toda la obra, esta vez en la voz de un violonchelo que va perdiéndose en la noche sevillana.

Los clientes que compraron este producto también han comprado...

30 productos más en la misma categoría: